El dolor de hombro es una patología muy común en la población, estimándose que hasta la mitad de las personas experimenta al menos un episodio doloroso en la región glenohumeral al año (Christiansen, 2021). Entre las múltiples diagnósticos relacionadas con el dolor en esta región, destaca el Síndrome Subacromial por su prevalencia.

El Síndrome Subacromial supone hasta el 80% de todas las consultas por dolor de hombro que acuden a atención primaria. Aunque tradicionalmente se le ha conocido por el término “impingement” o “pinzamiento subacromial”, el término está en desuso dado los resultados de estudios científicos más recientes.

Los fisioterapeutas, médicos de atención primaria, traumatólogos, etc. vemos con gran asiduidad este tipo de casos, y por tanto, necesitamos de herramientas que nos permitan diagnosticar, evaluar y tratar a estos pacientes de la forma más efectiva posible. Sin embargo, en ocasiones el alto volumen de pacientes y los cortos tiempos que tenemos para cada paciente, dificultan este proceso.

¡Y es aquí donde las tecnologías nos pueden ayudar! Tecnologías como la inteligencia artificial o el computer vision nos pueden ayudar a tratar a pacientes a distancia, permitiendo atender en consulta aquellos casos más complejos. Otros factores como la adherencia al tratamiento o el empoderamiento del paciente son otros beneficios de su uso.

¿Cómo diagnosticar un síndrome subacromial?
¿Es posible beneficiarse de la tecnología para acelerar este proceso?
¿Qué puede hacer ChatGPT y la Inteligencia Artificial en este proceso?

¡Quédate en este blog y te contamos!

Entre los múltiples diagnósticos asociados al dolor de hombro destacan el clásico síndrome subacromial o impingement subacromial. Se caracteriza por la aparición de molestias en la parte superior y lateral del hombro, se agrava con la movilidad por encima de la cabeza y puede estar asociado con dolor nocturno. Por lo general, está asociado con un rango completo de movimiento pasivo de la articulación glenohumeral.

Tradicionalmente se ha afirmado que el dolor proviene del espacio subacromial del hombro, un área formada por los tendones del manguito rotador y la bursa subacromial, que es diferente de la articulación glenohumeral. El dolor en esta área se ha asociado principalmente a la tendinopatía del manguito rotador y al sufrimiento de las estructuras subacromiales también conocida como ‘pinzamiento del hombro(kulbarni R et al 2015). Otros autores afirman que la irritación sintomática del manguito rotador y la bursa musculotendinosa en el espacio subacromial se considera la fuente más común de dolor. (Christiansen 2021)

Sin embargo, este término está en entredicho y se ha ido abandonando. Un ejemplo son los estudios sobre cirugías artroscópicas o descompresiones artroscópicas en hombro y su efecto frente al abordaje conservador con ejercicio. Algunos trabajos ya han demostrado que realizar cirugías artroscópicas de esta región, no producen mayor efecto que el ejercicio. Aquí un resumen ejemplo publicado en la British Medicine Journal (BMJ). Acceso Trabajo 1. / Acceso Trabajo 2.

tratar sindrome subacromial ia inteligencia artificial shoulder impingement

Todo esto ha desembocado en que se cuestione el pinzamiento como fuente del dolor, y se hayan propuesto términos alternativos como “Síndrome de Dolor Subacromial» o “Dolor de Hombro asociado al Manguito rotador

2️⃣ Epidemiología del Dolor de Hombro Subacromial

El dolor de hombro constituye la afectación no traumática de la región brazo-cuello-hombro más común (Gutiérrez-Espinoza H et al 2020) habiéndose reportado datos de incidencia, es decir, de número de casos nuevos anuales, de entre el 11.2% (van der Windt et al 1995) y el 30% (Gutiérrez-Espinoza H et al 2020). Cerca de la mitad de la población experimenta al menos un episodio de trastorno del hombro cada año (Christiansen DH et al 2021).

grafica datos sindrome subacromial

Por otro lado, el número de casos de síndrome subacromial en un momento determinado o de prevalencia puntual, varía entre el 7 y el 26% en la población general (Luime JJ et al 2004). Otros autores afirman que entre el 30-86% de todos los pacientes con dolor de hombro que acuden a consulta de atención primaria, padecen de síndrome subacromial, y el 36% en atención especializada (Granviken F et al 2015).

Además, y como podemos imaginar, los problemas dolorosos del hombro suponen un gran problema en el ámbito laboral de la persona o en su propio día a día, ya que impide gran parte de las tareas que suele desempeñar.

Esto junto al envejecimiento de la población y el creciente número de pacientes con condiciones músculo-esqueléticas, hacen necesario que los profesionales sepamos gestionar y tratar este segmento de manera correcta.

3️⃣ Evaluación y diagnóstico diferencial de Dolor de Hombro

El diagnóstico del síndrome subacromial es puramente clínico, y se basa en la historia clínica y en el examen que ejecute el terapeuta.

Para simplificar el proceso, The British Elbow and Shoulder Society y British Orthopaedic Association crearon un algoritmo para atención primaria donde poder realizar un diagnóstico certero del paciente. Este algoritmo hace hincapié en la evaluación pasiva de la rotación externa para realizar un diagnóstico de tendinopatía del manguito rotador o impingement. Otros puntos importantes son evaluar el origen del dolor; cervical u hombro o si el dolor es referido de la articulación subacromial.

tratar sindrome subacromial ia inteligencia artificial diagnostico asociados al dolor de hombro

💡¿Tienes dudas sobre cómo diagnósticar patología musculoesquelética del hombro? 👉 Aprende a diagnosticar un síndrome de Dolor Subacromial o el Dolor de Hombro asociado al Manguito Rotador en 18 puntos!

Algunos detalles a valorar durante la sesión con el paciente son:

– Expectativas del paciente
– Dominancia de la mano
– Ocupación y nivel de actividad o deportes
– Localización, radiación e inicio del dolor
– Duración de los síntomas
– Factores de exacerbación y alivio
– Historial de traumatismos
– Afectación de otras articulaciones
– Enfermedades sistémicas y comorbilidades
– Señales de alarma o Red Flags

🚩Banderas rojas para el dolor de hombro

El dolor agudo e intenso del hombro requiere un diagnóstico adecuado y competente. Cualquier «señal de alarma» identificada durante la evaluación requiere una derivación urgente a atención especializada:

    • La sospecha de una articulación infectada requiere una derivación urgente el mismo día.
    • Una luxación no reducida requiere derivación urgente el mismo día.
    • La sospecha de tumor o neoplasia requiere derivación urgente
    • Un desgarro agudo del manguito como resultado de un traumatismo requiere una derivación urgente

Aunque la tendinopatía calcificada aguda no es una señal de alarma, es muy dolorosa, a menudo imita un dolor maligno y suele requerir una derivación precoz a atención secundaria para un tratamiento más intervencionista.

También debe tenerse en cuenta que los pacientes con dolor subacromial de hombro en los que los síntomas y signos sugieren una enfermedad articular inflamatoria más sistémica, deben considerarse una «señal de alarma reumatológica». Cualquier oligo o poliartritis inflamatoria nueva, con síntomas de inflamación en varias articulaciones, debe derivarse urgentemente (siguiendo las vías locales de derivación reumatológica), ya que el tiempo es esencial en estas enfermedades y es fundamental un diagnóstico rápido con el inicio temprano de fármacos modificadores de la enfermedad cuando proceda.

4️⃣ Tratamiento del Síndrome Subacromial del Hombro

Los programas de ejercicio son el tratamiento de elección para esta condición del hombro. Gran cantidad de evidencia científica y guías de práctica clínica han defendido su uso para la mejora de la sintomatología y de la capacidad funcional del paciente con síndrome subacromial. Ya existen estudios que han demostrado ser efectivo en pacientes con patología dolorosa de hombro (Gutiérrez-Espinoza H et al 2020, Kuhn JE et al 2009, Page MJ et al 2016), concretamente en la mejora de la funcionalidad y dolor del hombro a corto (Granviken F et al 2015, Hopewell S et al 2021), medio (Christiansen DH et al 2021, Granviken F et al 2015, Holmgren T et al 2012, Dejaco B et al 2017) y largo plazo (Christiansen DH et al 2021, Hopewell S et al 2021).

Además, y no menos interesante, dos trabajos publicados en la prestigiosa Journal of Physiotherapy han demostrado que los programas de ejercicio domiciliarios consiguen las mismas mejoras que aquellos realizados en sesiones grupales o de manera individual y presencial con un profesional (Christiansen DH et al 2021, Granviken F et al 2015). ¡Conseguir que el paciente realice su programa de ejercicios en casa debe ser nuestra prioridad!

Y no solo son algunos estudios los que defienden el papel del ejercicio. La Guía de Práctica Clínica de 2022 publicada en la JOSPT, estipula la necesidad de prescribir programas de ejercicios y tratamientos activos con los niveles más altos de evidencia (Lafrance S et al 2022).

guia de practica clinica sindrome subacromial

Aunque sabemos de esta situación, el proceso de crear un programa de ejercicios personalizado al paciente es complejo. Seleccionar ejercicios, adaptarlos al paciente y monitorizar su evolución de manera objetivo puede ser un proceso tortuoso al que dedicamos horas de nuestro tiempo.

El hecho de no dosificar correctamente el programa, no seleccionar los ejercicios correctamente y que el paciente no se adhiera al programa, desembocan inevitablemente en que el paciente no mejore de su lesión.

¿Y si la Inteligencia Artificial de ChatGPT y RehBody nos pudieran ayudar?

5️⃣ Tratamiento del Síndrome Subacromial con Inteligencia Artificial y ChatGPT

Os cuento cómo crear un programa de ejercicio terapéutico para un paciente con Síndrome de Dolor Subacromial, gracias al caso de un paciente tratado en consulta.

El paciente presentaba limitaciones moderadas en la movilidad del hombro derecho, específicamente a la movilidad activa en abducción lateral y flexión anterior a 90º, y a la rotación externa. El paciente presentaba un dolor de 6/10 en la escala EVA, y había tenido que adaptar su práctica deportiva a gestos que no le produjeran dolor. Sufre de esta condición desde hace 3 meses.

Tras mi valoración, descartando posibles Red Flags, observé que sería fundamental el trabajo de control motor y fortalecimiento de la elevación glenohumeral, rotaciones externas y mejorar el control escapular. Necesitaba que mi paciente ganara confianza en su hombro para poder avanzar.

Es aquí donde decido utilizar la tecnología de ChatGPT para intentar conseguir algunas ideas para prescribir a mi paciente. Intento pedirle un programa sencillo sobre el que ir progresando más adelante:

chatgpt ia consulta sindrome subacromial

A esta pregunta, el Chatbot me responde con un listado de ideas:

chatgpt ia recomendaciones sindrome subacromial

Me propone ejercicios como:

– Elevaciones laterales tumbados
– Rotaciones Externas tumbado con elásticos
– Elevaciones de hombro en cuadrupedia
– Retracciones escapulares en cuadrupedia
– Estiramiento del pectoral mayor tumbado

Como hemos venido diciendo, necesito poder dosificar y adaptar los ejercicios a la progresión de la enfermedad. Por ello, le pido a la Inteligencia Artificial de Open AI que me de otras opciones algo más complejas, con el fin de que el paciente disponga de mas ejercicios:

chatgpt ia consejos sindrome subacromial

Con todos estos ejercicios, ya puedo comenzar a preparar mi programa de ejercicios para mi paciente, con diversas opciones en función de su evolución. Elijo cuidadosamente los ejercicios mediante la plataforma RehBody, aprovechando la integración de tecnologías como Computer Vision e Inteligencia Artificial en la selección de estos ejercicios:

Extension de Hombro Tumbado

Ejercicio de Extensión de Hombro Tumbado

Elevaciones Laterales de Hombro Manteniendo Rotacion

Ejercicio de Elevaciones Laterales de Hombro Manteniendo Rotación Externa

Remo facepull

Ejercicio de Remo facepull

Separacion de Hombros Bilateral Tumbado

Ejercicio de Separación de Hombros Bilateral Tumbado

6️⃣ Monitorización del Síndrome Subacromial con Inteligencia Artificial y ChatGPT

Otro punto fundamental del proceso es poder conocer de manera objetiva la evolución del paciente. Necesitamos poder aportar información visual y registrada al paciente de su progreso, ya que en ocasiones, este será pequeño y difícil de ver.

La forma más sencilla de realizar esta valoración del estado del paciente son los cuestionarios autoreportados por el paciente o PROMS. Estos cuestionarios recogen preguntas relacionadas con la enfermedad y las limitaciones que pueden aparecer en su dia a día.

Así, siguiendo esta dinámica de conseguir cuestionarios para la región del hombro, realicé una consulta a ChatGPT para obtener ideas que pudiera pasar a mis pacientes. Esta fue su respuesta:

chatgpt ia cuestionarios clinicos monitorizacion sindrome subacromial

¡La respuesta es tremenda!😱​

La herramienta me devolvió 3 cuestionarios ampliamente validados en la evidencia científica. Y no solo eso, sino que la Guía de Práctica Clínica mencionada anteriormente (Lafrance S et al 2022), ¡me las incluye como posibles cuestionarios a utilizar en estos pacientes!

cuestionarios clinicos monitorizacion sindrome subacromial

Lafrance S. et al 2022

Los cuestionarios clínicos para el hombro que propone esta Guía de Práctica Clínica de 2022 son:

– American Shoulder and Elbow Surgeons Shoulder Score (ASES)
– Constant-Murley Score (CMS)
– Disabilities of the Arm, Shoulder and Hahnd (DASH) o su versión corta (QuickDASH)
– Oxford Shoulder Score (OSS)
– Rotator Cuff Quality of Life Index (RC-QoL)
– Shoulder Pain and Disability Index (SPADI)
– Simple Shoulder Test (SST)
– Upper Extremity Functional Index (UEFI)
– Western Ontario Rotator Cuff (WORC) index

Por comodidad y facilidad de uso, decidió utilizar el Cuestionario SPADI para el hombro.

7️⃣ Tratar y Monitorizar del Síndrome Subacromial con RehBody

Al fusionar la avanzada tecnología de RehBody con mi experiencia como fisioterapeuta, creamos un enfoque revolucionario para diseñar programas de ejercicios adaptados a las necesidades específicas de cada paciente. Tomemos como ejemplo este paciente con síndrome subacromial. Después de explorar las sugerencias de la Inteligencia Artificial y entablar un diálogo constructivo con el paciente, meticulosamente selecciono los ejercicios clave que formarán el núcleo de su programa personalizado.

Una vez que la propuesta cobra vida, la plataforma RehBody simplifica el proceso de creación del programa desde el Panel de Control o Dashboard. Esta herramienta intuitiva no solo agiliza el flujo de trabajo, sino que también me permite enviar el programa directamente al paciente a través de correo electrónico.

dashboard rehbody

Así, con su acceso personalizado al programa de ejercicios el paciente puede embarcarse en su proceso de rehabilitación con su programa de ejercicios. Mediante su ordenador o smartphone, el paciente puede realizar los ejercicios en casa o en consulta, manteniendo una conexión continua con su plan personalizado.

Extension de Hombro Tumbado rehbody pc

Este enfoque vanguardista permite a mi paciente sumergirse en la ejecución de ejercicios, desde la familiaridad de su hogar. La constante monitorización de estas actividades no solo facilita la recopilación de datos relevantes, sino que también me proporciona una visión integral de su progreso a través de mi panel de control. Te invito a observar cómo el paciente realiza estos ejercicios mediante su propio ordenador, mientras la adherencia se representa gráficamente para ofrecer una visión visual clara y motivadora del camino hacia la recuperación.

monitorizar adherencia rehbody

¡Prescribe programas de ejercicio terapéutico con RehBody!💣

Pablo Rodríguez Sánchez-Laulhé

PhD Candidate | PT & eHealth Researcher

Referencias

  • Kulkarni R, Gibson J, Brownson P, Thomas M, Rangan A, Carr AJ, et al. Subacromial shoulder pain. Shoulder Elb. 2015;7(2):135–43.
  • Lafrance S, Charron M, Roy JS, Dyer JO, Frémont P, Dionne CE, et al. Diagnosing, Managing, and Supporting Return to Work of Adults With Rotator Cuff Disorders: A Clinical Practice Guideline. J Orthop Sports Phys Ther. 2022;52(10):647–64.
  • Christiansen DH, Hjort J. Group-based exercise, individually supervised exercise and home-based exercise have similar clinical effects and cost-effectiveness in people with subacromial pain: a randomised trial. J Physiother. 2021;67(2):124–31. Available from: https://doi.org/10.1016/j.jphys.2021.02.015
  • Granviken F, Vasseljen O. Home exercises and supervised exercises are similarly effective for people with subacromial impingement: A randomised trial. J Physiother. 2015;61(3):135–41. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.jphys.2015.05.014
  • van der Windt DA, Koes BW, de Jong BA, Bouter LM. Shoulder disorders in general practice: incidence, patient characteristics, and management. Ann Rheum Dis. 1995;54(12):959-964. doi:10.1136/ard.54.12.959
  • Luime JJ, Koes BW, Hendriksen IJM, Burdorf A, Verhagen AP, Miedema HS, et al. Prevalence and incidence of shoulder pain in the general population; a systematic review. Scand J Rheumatol. 2004;33(2):73–81.
  • Gutiérrez-Espinoza H, Araya-Quintanilla F, Cereceda-Muriel C, Álvarez-Bueno C, Martínez-Vizcaíno V, Cavero-Redondo I. Effect of supervised physiotherapy versus home exercise program in patients with subacromial impingement syndrome: A systematic review and meta-analysis. Phys Ther Sport. 2020;41:34–42
  • Kuhn JE. Exercise in the treatment of rotator cuff impingement: A systematic review and a synthesized evidence-based rehabilitation protocol. J Shoulder Elbow Surg. 2009;18(1):138–60.
  • Page MJ, Green S, Mcbain B, Surace SJ, Deitch J, Lyttle N, et al. Manual therapy and exercise for rotator cuff disease. Cochrane Database Syst Rev. 2016;2016(6).
  • Hopewell S, Keene DJ, Marian IR, Dritsaki M, Heine P, Cureton L, et al. Progressive exercise compared with best practice advice, with or without corticosteroid injection, for the treatment of patients with rotator cuff disorders (GRASP): a multicentre, pragmatic, 2 × 2 factorial, randomised controlled trial. Lancet (London, England). 2021;Jul 12(S0140-6736(21)00846-1).
  • Holmgren T, Hallgren HB, Öberg B, Adolfsson L, Johansson K. Effect of specific exercise strategy on need for surgery in patients with subacromial impingement syndrome: Randomised controlled study. BMJ. 2012;344(7846):1–9.
  • Dejaco B, Habets B, van Loon C, van Grinsven S, van Cingel R. Eccentric versus conventional exercise therapy in patients with rotator cuff tendinopathy: a randomized, single blinded, clinical trial. Knee Surgery, Sports Traumatol Arthrosc. 2017;25(7):2051–9.